“Fui sobre agua edificada, mis muros de fuego son”

“…esta es mi insignia y blasón”. Así concluía el primer emblema de Madrid datado del siglo XII. Lema olvidado por muchos y recordado entre otros lugares por la Plaza de Puerta Cerrada, donde se encontraba una de las puertas de la antigua muralla medieval. 

PUERTA-CERRADA_4682

En el mismo mural en el que se encuentra esta frase aparece una representación de una piedra del mineral sílex, que fue empleado en la construcción de las murallas de Madrid, que los árabes utilizaron para protegerse de los ataques cristianos. Cuando estos lanzaban flechas hacia la muralla se producían destellos de chispas, de ahí la expresión “mis muros de fuego son”.

“Fui sobre agua edificada” hace referencia a la fundación de Madrid por los musulmanes sobre un terreno rico en acuíferos y arroyos, que provocaba que algunas zonas de la ciudad, como la propia Plaza Mayor, fueran pantanosas. De hecho, bajo Madrid existe un acuífero terciario (formado entre 5 y 20 millones de años atrás) que sobrepasa los 2.600 km2.

En el periodo visigodo anterior al ocupamiento musulmán, los documentos ya recogen referencias a la zona como <> que se traduce como <>.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: